Los expertos han explicado el concepto científico de “Bienestar” como una variable que se puede evaluar de manera objetiva y medirse con una escala que va desde malo o bajo, hasta muy bueno, pasando por niveles intermedios.

Es importante tomar en cuenta que cuando las condiciones son hostiles y la adaptación resulta imposible, el animal enfermará o morirá.

Si los animales consiguen adaptarse a costa de mucho esfuerzo, porque las condiciones son adversas, esto supondrá un costo biológico que los afectará de manera negativa en su crecimiento, productividad y estado de salud, y se reflejará en la presentación de comportamientos anormales como depresión, pérdida de apetito o conductas agresivas hacia sí mismos o hacia los demás.

Cuando los animales experimentan bajos niveles de bienestar por estar sometidos de manera cotidiana a estrés, dolor, sufrimiento o miedo, se desencadenan en su organismo una serie de reacciones bioquímicas y se liberan hormonas que les producen los siguientes efectos indeseables:

  • Degradación de sus proteínas y por consiguiente, depresión del sistema inmunológico y predisposición a infecciones.
  • Disminución de la masa muscular, pérdida de peso y retraso en el crecimiento.
  • Depresión y baja capacidad de respuesta ante los estímulos.

El procedimiento para medir las cinco libertades es técnico y objetivo. Puedes  checar los parámetros fisiológicos que se miden en el caso de animales de compañía, específicamente perros y gatos, incluyendo cómo se determina su condición corporal, consulta la Guia de Bienertar en Animales de Compañia.

La siguiente tabla lo resume brevemente

Libertad ¿Qué se mide? y ¿Qué se revisa?
Libres de pasar hambre o sed Condición corporal, presencia de recipientes con agua limpia disponible en el lugar de alojamiento.
Libres de sufrimiento e incomodidad Condiciones de alojamiento, animales atados y/o enjaulados, incomodidad térmica (frío/calor).
Libres de dolor, lesiones o enfermedad Presencia de lesiones y/o signos de enfermedad, carnet de medicina preventiva, atención médico veterinaria pertinente.
Libres para expresar una conducta normal Animales aislados (en  jaulas, cuartos, azotea), atados, humanizados.
Libres de temor o estrés Presencia de signos de estrés como caminar en círculos, lamido, rascado obsesivo superficies) y conductas aberrantes (coprofagia, alotrofagia (ingesta de objetos no nutritivos), agresividad entre congéneres.